Me dijeron que era malo en matemáticas

La falta de confianza es uno de los problemas más frecuentes en mis alumnos, alguna vez, uno de ellos me platicó cómo un profesor de la prepa lo etiquetó de burro, continuamente le recordaba que era malo para la escuela. Esto, entre otras muchas cosas, minaba su confianza.

Desafortunadamente, es muy común encontrar este tipo de situaciones en nuestro sistema escolar. Donde maestros, lejos de inspirar, confunden. A eso hay que sumarle compañeros de clase que se burlan constantemente de los alumnos que andan de capa caída (confieso que yo fui de esos). Esto sepulta la poca confianza que uno tiene.

Sin embargo, las cosas se pueden tornar diferentes cuando te topas con alguien que te inspira, que te enseña que el aprendizaje se puede lograr con práctica y el que te hayan dicho que eras malo en algo, no significa que realmente lo seas. Con esfuerzo diario y constancia puedes adquirir ese talento que nadie vio en ti (sé que eso se lee algo trillado, pero es importante recordarlo).

Me vienen a la mente dos ejemplos. El primero de ellos es de mi educación primaria. Tenía un compañero con muy malas calificaciones, por supuesto estaba etiquetado como burro, afortunadamente, le tocó el profesor Leonardo en quinto de primaria, él supo ver el talento y la creatividad de este chico, lo animaba continuamente a trabajar y a explotar su genio creativo. Resultado, ese año aquel burro se convirtió en un alumno destacado.

Durante la carrera tuve un profesor de estructuras, su clase era bastante dinámica, entender los conceptos con él fue sencillo. Aquel maestro era arquitecto, pero alguna vez quizo ser ingeniero. En alguna de sus clases platicó que estando en el ultimo año de preparatoria, anheló que le tocara un buen profesor de matemáticas, ya que a él le costaban mucho trabajo, aunque tenía el deseo de aprender.

Desafortunadamente, tuvo uno de esos maestros que no inspiran, así que optó por la carrera de arquitectura, donde las matemáticas son más sencillas. Con el tiempo este profesor retomó su anhelo de ser ingeniero, se motivó para aprender matemáticas y a base de trabajo constante se convirtió en experto en estructuras.

Con mis alumnos trato de ejercer esa misma motivación, aquél chico de quien escribí al principio de esta entrada, a quien le decían que no servía, concluyó la preparatoria y hoy está estudiando economía en una prestigiada universidad mexicana.

Un comentario sobre “Me dijeron que era malo en matemáticas

Agrega el tuyo

  1. Estoy de acuerdo, no se debe etiquetar a las personas e incluso cuando han cometido errores, existe la superación y esta debe ser alimentada por motivación, caso contrario se crean personas que no cumplen sus sueños o anhelos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑